Entre chimpancés y robots, paisa busca crear mano artificial virtual


Andrés Agudelo trabaja con primates buscando soluciones para las personas con problemas motrices.

Por:  DAVID ALEJANDRO MERCADO |

10:28 p.m. | 15 de marzo de 2016

Entre chimpancés y robots vive el colombiano Andrés Agudelo. Por su trabajo, este ingeniero de sistemas y magíster en Matemáticas Aplicadas combina la robótica y la experimentación con primates en una investigación neuronal que podría significar un gran avance para la calidad de vida de personas con problemas motrices.

En Gotinga (Alemania), más exactamente en el Centro Alemán de Primates, Agudelo convive a diario con un robot y más de 1.400 monos de distintas especies con los que busca entender cómo se representa en el cerebro humano el movimiento de las manos al prender objetos.

IMAGEN-16537916-2

“También hay un interés militar en conocer qué puede aprenderse del cerebro para crear dispositivos que suplan funciones humanas perdidas por enfermedades, accidentes o violencia”, explica Agudelo.

Egresado de la Universidad Eafit, en Medellín, llegó a Alemania hace tres años y participa en el área de neuroprostética. Explica que la relación entre la robótica y el estudio con los primates para estudiar la movilidad de las extremidades superiores es que estos animales –en especial los macacos– pueden realizar muchas actividades con sus manos (y dedos) para desplazarse, alimentarse e incluso hacer uso básico de herramientas.

La robótica entra en la investigación, ya que se piensa en suplir las necesidades de pacientes que tienen deficiencias en el uso de los brazos y manos.

Para el colombiano, “la ausencia de las manos o la incapacidad para controlarlas es una grave situación para una persona, pues la limita en extremo lo que puede hacer independientemente”.

Para ello, un brazo robot podría suplir muchas de las necesidades de interacción con el mundo de estas personas, incluso si solo permitiera funciones básicas como tomar y mover objetos o alimentarse por sí mismo.

El trabajo de Agudelo consiste en entender cómo se representa el movimiento de los dedos en el cerebro cuando se agarran objetos, con la meta futura de desarrollar una prótesis prototipo que pueda ser controlada por un humano.

“En este momento podemos tener una predicción de hasta 90 por ciento del tipo de agarre que el mono está planeando hacer en décimas de segundo antes de que lo realice, basándonos solamente en señales de su cerebro. También hemos podido predecir el movimiento del pulgar, el índice y el dedo medio del mismo mono antes de que este presione un botón”, precisa Agudelo y añade que esa capacidad permitirá enviar señales al robot con tiempo suficiente para que parezcan acciones propias de la mano.

Otro avance importante en los dos últimos meses, cuenta Agudelo, es el inicio de pruebas de control cerebral de una mano artificial virtual. “En las últimas semanas hemos realizado pruebas en las que un mono puede hacer un control muy básico de los dedos de esta mano virtual solo usando su cerebro, es decir, sin tener en cuenta lo que él hace con sus propias manos”.

Esta investigación es para Agudelo un paso hacia una búsqueda que combina su interés en proveer soluciones tecnológicas de salud con el que tiene en la tecnología de punta.

“Debo enseñarle al mono a hacer ‘trucos’ con sus manos. En los experimentos, ellos tienen implantados electrodos en sus cerebros y con estos podemos leer su actividad neuronal”, narra. Simultáneamente, los datos de su cerebro son decodificados y guardados para análisis posteriores.

Trabajar con primates no solo es entretenido, sino también divertido. “Se aprende mucho de ellos, aunque también hacen de las suyas y rompen algunos de los equipos”, dice Agudelo.

Según el Dane y el Ministerio de Salud, entre dos y tres millones de personas en Colombia sufren de algún tipo de discapacidad. De ellas, entre 20 y 30 por ciento sufren de alguna discapacidad motriz.

“En diagnósticos como cuadriplejia, parálisis por derrame cerebral o esclerosis lateral amiotrófica, una prótesis cerebral sería muy beneficiosa. No conozco las estadísticas, pero digamos que si se pudiera ayudar a 100.000 colombianos, sería grandioso”, asegura.

http://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/ciencia/colombiano-que-trabaja-en-investigacion-neuronal-en-alemania-/16537915

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s